Frigoríficos Combi

Los mejores Frigoríficos Combi

Nuestra vida sería muy diferente si no tuviésemos un frigorífico. Es el electrodoméstico que, junto con el congelador, nos permite alargar el tiempo de vida útil de nuestros alimentos.

Si no existiese, tendríamos que recurrir a técnicas rudimentales como la conservación de alimentos en sal y similares.

Debido a su importancia, no podemos comprar cualquier tipo de frigorífico, sino que debemos asegurarnos de elegir uno de calidad, preparado para durar y con prestaciones que se adapten a nuestras necesidades.

Apostar por una buena marca es crucial: no solo será más difícil que dé problemas, sino que podremos conseguir una solución rápida para evitar que la comida se nos estropee.

Estas son las marcas de frigoríficos más recomendadas:

Las mejores marcas de frigoríficos

Samsung

Samsung es una empresa que cuenta con una larga trayectoria a sus espaldas (en concreto, desde 1969). No solo es una marca líder en electrodoméstico, sino que también lo es en tecnología en general.

Empezaron bastante pronto a fabricar frigoríficos. Desde 1974 se han encarga de diseñar todo tipo de neveras para adaptarse a las necesidades del cliente del momento.

Así, es posible encontrar una gran cantidad de modelos en su catálogo. Los más económicos se puede encontrar a partir de los 400€, mientas que los que más prestaciones tienen pueden llegar a superar los 1000€.

Los clientes suelen estar muy satisfechos con la marca, y es que logra una relación calidad/precio muy buena.

Bosch

Bosch lleva en el mercado desde el año 1886 y, aunque es cierto que sufrió mucho tras los efectos de la Segunda Guerra Mundial, supo recuperarse.

Las neveras de Bosch se caracterizan por tener tecnologías avanzadas como iluminación LED, sistema Airflow (capaz de mantener los alimentos en mejor estado durante más tiempo) o sistemas de ahorro de energía.

En su catálogo también tenemos las neveras side by side, que son aquellas que tienen 2 puertas y dispensador de hielo. Ideales para los clientes más exigentes.

Siemens

Muchos de nosotros conoceríamos a Siemens por sus artículos de telefonía, pero lo cierto es que también es una marca que ha sabido innovar mucho en los últimos años, especializándose en artículos tecnológicos variados, como en frigoríficos.

Algunos de sus frigoríficos cuentan con la distintiva caja twist icebox, lugar en donde las bebidas estarán más frías para que podamos disfrutarlas cuando suban las temperaturas.

Balay

La marca Balay siempre ha estado marcada por grandes triunfos en su historia. Por ejemplo, fue la primera marca nacional que eliminaría los gases CFC de sus aparatos de frío en el año 1990.

Los frigoríficos Balay de ahora cuentan con cajones con regulador de humedad (sistema hydrofresh) para conseguir que los alimentos puedan durar el doble de tiempo.

Teka

Teka es otra marca que lleva en el mercado desde los años 70 y que se ha conseguido ganar el favor del público. Sus máximas diferenciadoras son el diseño de neveras diseñadas para durar, la integración de tecnología pionera y el hecho de ofrecer un servicio técnico muy capaz, para responder dudas en un tiempo récord.

Como curiosidad, en el 2016 lanzan la gama Wish para sus diferentes electrodomésticos. Esto supone tener aparatos más ecológicos, con mayores prestaciones y a un precio asequible.

Los modelos más económicos de la marca Teka cuestan alrededor de los 500€.

LG

Y si lo que buscas es variedad, ten en cuenta que LG es de las marcas que mayor catálogo de frigoríficos integra. Ofrece una gran gama de frigoríficos que se adaptan a cualquier estilo y tamaño que se busque en la cocina.

Además de ofrecernos precios económicos, la marca también lanza ofertas y promociones recurrentes, por lo que puedes comprar sus modelos a precios irrisorios.

Beko

Beko empezaría comercializando alimentos enlatados, teniendo la pasta de tomate como su producto estrella. Más adelante decidieron diversificar sus productos y se extendieron a las bombillas, para finalmente empezar con los electrodomésticos en 1983.

Su principal característica es que era capaz de vender electrodomésticos a un precio mucho más económico en comparación con lo que ofrecían los competidores, por lo que se le consideraba una marca blanca.

Tal fue su éxito que no tardaría en derribar fronteras y extenderse a lo largo de mercados internacionales. En la década de los 90 ya había llegado a más de 280 millones de usuarios a lo largo de todo el mundo.

A día de hoy, podemos encontrar frigoríficos Beko diseñados con lo último en prestaciones por unos 550€ los modelos más económicos.

Indesit

Indesit ha experimentado muchas fusiones y cambios de nombre hasta llegar a ser la marca con la que la conocemos. De hecho, se fundó con el nombre de Merloni Electodomestici SpA y no pasaría a llamarse como Indesit hasta 2005.

Es muy conocida en el mercado, ya que en su catálogo podemos encontrar los frigoríficos más baratos. Podemos comprar los más sencillos por un precio que no supera los 300€.

Pero la marca también se especializa en otros modelos mucho más capaces, con prestaciones que no tiene nada que envidiar a lo que ofrecen otras marcas. El coste de estos frigoríficos Indesit podrían superar los 800€.

Hisense

Esta empresa china también ha conseguido llegar a lo más alto del pódium ofreciendo artículo como congeladores, frigoríficos, lavadoras, además de aparatos de aire acondicionado.

Como las otras marcas, también es muy popular a nivel internacional. De hecho, ya se pueden comprar sus productos en más de 130 países.

El precio medio de los frigoríficos Hisense que los que se ofrecen en otras marcas, pero merece la pena la compra a sabiendas de que recibiremos una calidad mayor. El más económico nos puede salir por unos 500€.

¿En qué basarnos para elegir el mejor frigorífico?

Además de la marca, existen otros criterios que se deben tener en cuenta para elegir un buen frigorífico:

1.     Tipo de frigorífico

Lo más común es clasificarlos según la cantidad de puertas que tenga:

  • Frigorífico de 1 puerta: son las clásicas neveras sin congelador, ideal para adaptarse a lugares donde el espacio es reducido, o para aquellas personas que ya cuentan con un congelador independiente. Los podemos encontrar en diferentes medidas, aunque más bien serán pequeñas.
  • Frigoríficos de 2 puertas: es aquel tipo de nevera que cuenta con el congelador en la parte superior. Sin embargo, ya no se vende tanto, ya que colocar el congelador altera la zona cero de la nevera, y esto puede afectar a la conservación de ciertos alimentos.
  • Frigoríficos combi: son los más conocidos. Tienen 2 puertas y el congelador situado en la parte inferior. Los podemos encontrar de diferentes medidas y algunos modelos son integrables (adaptables en un mueble).
  • Side by Side: integran la nevera y el congelador en la misma puerta. Además, algunos modelos cuentan con un dispensador de agua o de hielo. Eso sí, requieren de más espacio para ser colocados.
  • Frigoríficos French door: finalmente, estos frigoríficos son como los anteriores, pero de alta gama. Tienen más prestaciones (por ejemplo, algunos modelos traen pantallas digitales que actúan como una especie de tablet).

2.     Tamaño

Para evitar tener que devolver el frigorífico porque no nos quepa, habrá que tener en cuenta también el tamaño.

  • Si no tienes mucho espacio, tendrás que elegir los modelos de 1 puerta, que son los únicos que miden hasta 85 cm.
  • Hay algunos que miden entre 85-155 cm, aunque no son muy comunes. Suelen reservarse para apartamentos de verano o casas en el campo.
  • También hay algunos modelos que miden entre 155-170 cm, ideales por si tenemos limitaciones de espacio en el hogar.
  • Los más habituales son los que miden entre 170-186 cm. Son cómodos de usar y tienen bastante espacio.
  • Los hay también de más de 186 cm, pero tendremos que asegurarnos de contar con la suficiente altura como para instalarlos.

3.     Eficiencia

Teniendo en cuenta lo mucho que ha subido la factura de la luz, también tendremos que conocer la eficiencia energética de la nevera.

Debe ser A y tener tantos + como sea posible. Los frigoríficos que menos consumen son aquellos que cuentan con una certificación A+++.

4.     Ruido

Todas las neveras hacen ruido, pero habrá que elegir un modelo que sea lo menos ruidoso posible para evitar molestias

El valor del ruido se mide en dB (decibelios). No te recomendamos elegir un frigorífico que emita más de 45 dB.

5.     Tecnología No Frost

Esta tecnología es completamente indispensable en los frigoríficos del momento. Utilizan un sistema tal que evita que se pueda acumular escarcha en las paredes del frigorífico, además de que evitan que esta pueda afectar de alguna forma a la integridad de los alimentos.

Aunque si bien es cierto que es raro encontrar una nevera en estos tiempos que no tenga dicha tecnología, no estaría más que lo comprobásemos.

6.     Capacidad

Finalmente, pero no menos importante, te interesa conocer la capacidad que tiene la nevera. Este dato se mide en litros (L) y suele oscilar entre los 73 L (capacidad baja) y 500 L (capacidad muy alta).

Ten en cuenta esta información y podrás elegir un buen frigorífico que te dure mucho tiempo.