Placas de Inducción

Las mejores Placas de Inducción

En la calidad de la comida tiene mucho que ver el tipo de cocinado que se le dé y la herramienta que se tenga para cocinar. Así, las placas de inducción se han convertido en los últimos años en las grandes aliadas para mejorar las recetas y cocinar mucho mejor.  

Cómo funciona una placa de inducción

Cuando vemos una cocina de gas, todos intuimos que es la llama que se genera la que aporta el calor para el cocinado. Sin embargo, en una placa de inducción se sabe que el mecanismo es algo más complejo hasta tener el calor necesario.  

Su funcionamiento se basa en lo que se conoce como Ley de Faraday. En esta ley, la generación de un campo magnético en la placa de inducción consigue que se genere una alta temperatura en su superficie que se transmite a los recipientes que se posan sobre ella.   

Aunque aparentemente son similares a las placas de cocina vitrocerámicas, su funcionamiento no tiene nada que ver. Las de vitrocerámica se calientan gracias a unas resistencias internas que generan el calor y que la pueden transmitir a prácticamente cualquier tipo de sartén, olla o utensilio de cocina. Sin embargo, en las placas de inducción se necesita los utensilios de cocina sean ferromagnéticos para así poder transmitir el calor.  

Características y ventajas de las placas de inducción de cocina

  • Facilidad de limpieza: las placas de inducción son más sencillas de limpiar. Existen productos específicos para ellas que consiguen eliminar toda la grasa y suciedad que pueda quedar sobre ellas tras cocinar.  
  • Eficiencia: con este tipo de cocinado apenas hay perdida de energía durante el cocinado. Todo el calor se transmite a la olla o a la sartén a la que se emite, con una alta eficacia y eficiencia.  
  • Seguridad: frente a otros tipos de cocinado en los que el calor y el fuego pueden ser la causa de accidentes, en las placas de inducción se reducen al máximo. El calor solo se transmite al utensilio de cocina y se termina en el momento en el que se retira de la placa. Esto aporta una gran tranquilidad y seguridad, sobre todo en hogares con niños.  
  • Distintos niveles de potencia: esta característica se cumple en otros tipos de placas de cocina, pero en las de inducción, la precisión en cada nivel es mucho más exacta.  

Tipos de placas de inducción

En cuanto a los tipos de placas de inducción, se hacen diferencias en las medidas que pueden presentar. El tamaño más común, el utilizado en la mayoría de cocinas convencionales, es de 60 centímetros, suficientes para abarcar hasta tres zonas de inducción.  

Aumentando la superficie, las placas pueden ofrecer también 70 centímetros, 80 y hasta 90 en las placas de inducción de mayor tamaño.  

Otra diferencia para distinguir tipos de placas de inducción lo encontramos en su acabado. Esto tiene más que ver con su estética y con el gusto que tengan los compradores. Es posible encontrar placas que cuenten con un bisel como acabado mientras que otras placas lo hacen a ras de la encimera o la superficie en la que se instalen. A este tipo de acabado se le puede añadir una terminación en metal o en cristal, a preferencia del comprador.  

A la hora de valorar la compra de una placa de inducción, las que ofrecen mejores prestaciones son las que ofrecer la inducción flexible. Esta característica quiere decir que además de contar con diversas zonas de cocinado, dichas zonas se adaptarán al recipiente con el que se cocina. De esta forma, no hay pérdida de energía al utilizarse y la energía está mucho mejor aprovechada. 

Esta característica hace que las placas de inducción que la incluyen sean algo más caras, sin embargo, se trata de una propiedad que así lo vale y que se hace bastante notable en el cocinado.  

Por último, destacar también que hay placas que no solo incluyen la inducción entre sus posibilidades de cocinado, sino que se pueden combinar con otras de gas, con planchas... 

Mejores marcas de placas de cocina

Las marcas líderes del mercado en el sector de las placas de cocina son:  

AEG

En AEG la principal característica que ofrecen en sus placas de inducción es la gran precisión para controlar la temperatura. 

En su catálogo, hace referencia a la posibilidad de adquirir placas desde 60 hasta 90 cm, con distinto número de zonas de inducción. En cuanto a la estética, ofrece la terminación de bisel o a ras de la encimera.  

Entre sus funciones, destaca PowerBoost, con la que se consigue dar un golpe de calor perfecto a los platos que necesitan ser calentados. Hacer referencia también a la posibilidad de coordinar la placa de inducción con la campana extractora a través del sistema Hob2Hood.  

Bosch

Bosch tiene a la venta la Serie 4, 6 y 8 de placas de inducción. Entre las características que incorporan sus mejores placas nos encontramos con: PerfectFry, para mejorar la calidad de los fritos; Función Sprint, para calentarse en la mitad de tiempo; Control DirectSelect, para seleccionar los puntos de inducción fácilmente; bloqueo para evitar accidentes con niños...  

En Bosch apuestan por la renovación de los electrodomésticos. Así, han innovado con la creación de placas de inducción que incorporan su propia campana de extracción. De esta forma, en un mismo espacio, es posible cocinar sin que se generen humos y olores porque se extinguirán al momento a través de la extracción del aire.  

Siemens

Como ocurre con todos sus electrodomésticos, en Siemens van incorporando todo tipo de novedades a sus placas de inducción.  

Entre la gama de placas que tienen a la venta, cuenta con propiedades y funciones tan interesantes como el flexInducción. Gracias a esta función, es posible colocar una olla o sartén de cualquier tamaño en la zona de inducción y la misma se adaptará a su tamaño.  

Otras propiedades a destacar son fryingSensor y cookingSensor. Con la primera, se consigue un mayor control para tener a punto la temperatura del aceite a la hora de freír. Con la segunda, cookingSensor, la cocción sigue siempre una temperatura estable, consiguiendo recetas más jugosas y sabrosas.  

Balay

Entre los electrodomésticos Balay, las placas de inducción son un referente. En ellas se podrán encontrar todas las características que determinan cuales son las mejores placas de inducción del mercado.  

Para hervir agua, se podrá conseguir en poco tiempo gracias a la función Sprint. Cuenta con un excelente punto de control, táctil, con el que se puede programar el cocinado. De esta forma, los platos nunca se pasarán de cocinado y quedarán siempre en su punto.  

Las placas de Balay se pueden adquirir en negro o en gris antracita, en distintos tamaños, con variedad en el número de módulos de inducción... ofrece múltiples opciones para adecuarse a cada cocina.  

Teka

Teka es uno de los grandes históricos en lo que a placas de cocina se refiere. Como no podría ser de otra forma, adaptándose a los nuevos tiempos, también ofrece una amplia variedad de placas de inducción en su catálogo de placas de cocina.  

Las placas de inducción de Teka se caracterizan por su inducción Flex inteligente. Esta cualidad aporta versatilidad al cocinado, permitiendo utilizar distintos tamaños y tipos de recipientes durante su uso. Además, es posible combinar las placas de inducción con fogones o grill teppanyaki.  

En cuanto al diseño, cuanta con las placas más clásicas con formas rectas hasta otras más modernas, de estilo redondeado.  

Mejor placa de inducción 2020 según la OCU 

En la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, se lleva a cabo anualmente una revisión de las mejores placas de inducción del mercado. De entre las principales marcas, escoge la placa con características ideales para el usuario.  

En un estudio en el que se compararon hasta 35 placas diferentes, se otorgó el primer puesto a la placa de inducción Teka TB6315.  

Se trata de una placa con tres zonas de inducción distintas, con sensores de alta calidad y cocción de tipo high light. Uno de los principales motivos para que Teka sea una de las marcas con mejor consideración en el sector.  

Mantenimiento de una placa de inducción

Tras comprar una placa de inducción de calidad, es importante, para que se mantenga siempre en óptimas condiciones, que se siga un mantenimiento adecuado.  

Para ello, se recomienda que su limpieza se haga un trapo o bayeta húmeda, raspando con un elemento afilado la suciedad que haya podido quedar impregnada. Por último, se debe secar la placa con un paño seco para que no se deposite la cal y que quede brillante.  

A esta limpieza simple se le puede añadir más elementos, como impregnar el paño también con productos de limpieza específicos para placas. Con su uso, será más fácil retirar la suciedad y se cubrirán los arañazos de menor tamaño que puedan existir en la superficie.  

Para evitar estos temidos arañazos, hay que utilizar recipientes de calidad y que estén preparados para ser usados sobre la inducción. Igualmente, es conveniente revisar su base periódicamente, para que no arañen la superficie de la placa. Se recomienda que no se depositen sobre la placa recipientes vacíos o que no vayan a ser utilizados, es decir, que no se utilice como una parte más de la encimera.