Piscina

¡En oferta!-15,00 €
Ósmosis inversa 5 etapas Hidrowater Nereo
Disponible - Entrega en 24/72 horas
El equipo de Ósmosis Inversa NEREO, elimina entre el 96% y 97,5% de las sales disueltas en el agua, las cuales son separadas y eliminadas en el rechazo. Este método permite disponer de agua pura y fresca, de una calidad extraordinaria, para beber y cocinar. 
221,00 €
236,00 €

Elementos de una piscina

Skimer: es el aspirador de la lámina de superficie de agua. Recoge toda la suciedad que flota en el agua.

Sumidero: es la recogida del agua del fondo de la piscina, sirve también para vaciar la

Toma limpia fondos: Orificio de aspiración que permite la conexión de un aspirador de suciedad para la limpieza del fondo del vaso.

Boquillas de impulsión: son los orificios de salida del agua depurada, permiten la recirculación del agua. Conviene que estén bien orientadas para evitar el agua

Motor o bomba: es el encargado de recircular el agua de la piscina, recoge el agua de los skimers, sumidero y/o toma limpia fondos para que después de pasar por el filtro y que vuelva a salir por las boquillas de impulsión.

Válvula 6 vías: es la encargada de distribuir el agua impulsada por el motor al filtro o al desagüe o limpiar el filtro o hacer un enjuague del mismo o recircular el agua sin pasar por el filtro o bien cerrar el circuito.

Filtro: Es el encargado de retener las partículas en suspensión con el fin de clarificar el agua, según el sistema de filtración.

Función lavado piscina

La función de lavado, se efectúa para limpiar el filtro (1 vez por semana, si aumenta la presión,…).

La posición de enjuague complementa la de lavado.

El by-pass, se utiliza para comprobar el circuito (sin pasar por el filtro), para añadir

productos,…

El Agua de Piscina. Tratamiento y depuración.

Un caso particular de tratamiento y depuración de aguas, es el que tenemos que efectuar en las piscinas, tanto públicas como particulares.

El tratamiento dependerá del origen del agua (si es potable, de riego, de pozo,…). Lo habitual será combatir los problemas que surjan por el estancamiento de agua, así como su exposición al ambiente y al uso habitual.

El agua de la piscina debe recibir dos tipos de tratamientos (químico y bacteriológico). Con el tratamiento bacteriológico, desinfectamos el agua, con lo cual, se eliminan los virus, bacterias, parásitos y demás riesgos de contaminación y al mismo tiempo se impide el crecimiento de algas.

El tratamiento más standard es el cloro (Hipoclorito sódico en pastillas o líquido (lejía).

Su uso regular aumenta el pH del agua. Se descompone con el calor, lo que debe tenerse en cuenta, ya que entonces aumenta el consumo.

Existen otros tratamientos a base de cloro:

* Hipoclorito cálcico en pastillas o gránulos

* Dicloroisocianurato sódico (dicloro o sal sódica).

* Ácido tricloroisocianúrico (Tricloro) en polvo, granulado y en pastillas.

El valor de cloro en la piscina deberá de controlarse (no debe de exceder de 2 mgr/l).

También hay tratamientos desinfectantes sin base de cloro:

* Bromo pastillas de color blanco (máximo 3 mgr/l).

* Plata coloidal (diluida). Máximo 50 mgr/l.

* Ozono (peligroso y complicado)

Corrección del PH

Para aumentarlo es necesario añadirle un producto alcalino: Carbonato de sodio o Bicarbonato de sodio (aumenta la alcalinidad).

Para disminuirlo, debe añadirse un ácido, por ejemplo el salfumán es ácido clorhídrico al 33%).

En cuanto a la dosis, puede efectuarse en varios pasos, para llegar al valor óptimo de 7,5. También depende de la alcalinidad. Para una piscina de 100 m3, la dosis seria:

 

PH

7,7

7,8

7,9

8,0

8,1

8,2

8,4

8,6

Litros de salfumán

1,1

1,5

1,8

2,0

2,4

3,0

4,2

5,4

 

Un PH inferior a 7 (ácido) provoca irritación de la piel, mucosa y ojos.

Un PH superior a 7,8 (básico) provoca los mismos síntomas y además precipita las sales cálcicas (turbidez, bloqueo de filtros y un consumo más elevado de desinfectante). Precaución: No añadir nunca el agua encima del ácido. El ácido debe diluirse.

Corrección de la alcalinidad.

Aumenta si se añade bicarbonato sódico y dismuye si se añade ácido bisulfato sódico. La alcalinidad son las ppm de carbonato cálcico.

Corrección de la dureza.

Se incrementa añadiendo cloruro cálcico y se disminuye sustituyendo una parte del agua de la piscina por otra menos dura. Se recomienda una concentración de 200 ppm.

Corrección de la mineralización (sales).

Con el fin de reducir el exceso, debe introducirse una parte de agua nueva. Si la mineralización fuese muy alta, probablemente debería vaciarse y cambiarse el agua. Se puede saber su valor, midiendo la conductividad del agua.

Floculación.

Cuando el agua esta turbia, es debido a que existen pequeñas partículas que no se retienen en el filtro. En estos casos deberemos emplear los floculantes (sales de aluminio (sulfatos o policloruros) sólidas o líquidas).