¿En cuántas partes se divide un aire acondicionado?

Antes de comprar un aire acondicionado es importante conocer en cuantas partes se divide, nos ayudará a entender cómo funciona. Un aire acondicionado se divide en dos partes muy diferentes, la unidad exterior y la interior.

  • Unidad exterior: Se instala en el exterior de la vivienda y es la unidad encargada de generar el aire frío en verano y el aire caliente en invierno.
  • Unidad interior: Es la parte que se instala dentro de la estancia que vamos a acondicionar y proyecta el aire generado en la unidad exterior. Podremos controlar todas sus funciones a través de su termostato.

Componentes de un aire acondicionado

Vamos a detallar los componentes que forman cada una de las partes de un aire acondicionado. Para ello diferenciaremos los componentes de cada una de las unidades y también veremos el gas refrigerante, y el termostato.

Unidad exterior o condensadora

La unidad exterior o condensadora, está formada por un compresor y una válvula de expansión. En esta unidad, se genera el aire que posteriormente climatizará nuestra vivienda. Vamos a describir cada una de las partes que la componen.

  • Compresor. El compresor es la parte más importante de un aire acondicionado y es el encargado de presurizar el gas refrigerante y transformarlo en gas de alta presión gracias a la energía eléctrica. Todos los compresores de los aires acondicionados que se fabrican actualmente son inverter. Por lo cuál consumirán menos energía, aumentando su rendimiento y disminuyendo sus emisiones a la atmósfera.
  • Válvula de expansión. La válvula de expansión se encuentra en la salida de la condensadora. Su función es restringir el flujo del refrigerante. De esta forma reduce la presión del fluido. A medida que la presión disminuye, una parte del líquido refrigerante se convierte en gas disminuyendo también su temperatura. Así se produce el refrigerante frío dentro del equipo de aire acondicionado. Ese refrigerante frío sigue su recorrido hacia el evaporador.

Unidad interior

La unidad interior es más simple, pues se encarga de proyectar el aire a la estancia. En su interior se encuentra el evaporador, el cuál garantiza que el aire salga frío o caliente, dependiendo de las necesidades de cada momento.

Gas refrigerante R32

Todos los equipos de aire acondicionado se componen de las dos unidades que hemos explicado. Estas unidades están conectadas entre sí con tuberías y por ese circuito circula un gas refrigerante. Actualmente el gas que se utiliza en climatización, es el R32. Este nuevo gas posee un alto poder de refrigeración, haciendo que cada vez los aires acondicionados sean más eficientes.

Termostato

El termostato es un elemento muy importante en cualquier sistema de climatización. No solo es el encargado de encender y apagar el aire acondicionado, sino que además, regula la potencia del aire para mantener la temperatura de consigna. Hay termostatos con diversas funcionalidades como la programación semanal, el modo noche o el modo económico.

También te podría gustar...