Asesoramiento Gratuito
Asesoramiento personalizado9:00 a 14:00 y 16:30 a 19:30

Filtración piscina 

Hay 6 productos.
Filtración piscina

Filtración del agua de la piscina

La filtración del agua de la piscina es el método que utilizamos para la limpieza del vaso y todo el circuito de nuestra piscina. Este apartado es fundamental y muy importante, por ello hay que asegurarse de elegir adecuadamente el equipo de filtrado y dimensionarlo adecuadamente.

Primeramente hay que tener en...

Filtración del agua de la piscina

La filtración del agua de la piscina es el método que utilizamos para la limpieza del vaso y todo el circuito de nuestra piscina. Este apartado es fundamental y muy importante, por ello hay que asegurarse de elegir adecuadamente el equipo de filtrado y dimensionarlo adecuadamente.

Primeramente hay que tener en cuenta que una piscina es un circuito cerrado donde hay un gran caudal y no hay presión. Para el correcto funcionamiento de una piscina privada, hay que tener en cuenta las diversas fases por la que hay que hacer pasar el agua, estas son la filtración, la aspiración y la impulsión.

  •          Filtración: Principalmente consiste en hacer pasar toda el agua de nuestra piscina por un filtro para su limpieza. EL factor determinante para saber que tipo de filtro necesitamos, es el cubicaje de la piscina. Este cubicaje (m3) se tiene que dividir entre las horas de funcionamiento, que generalmente son 6 horas para una piscina privada. Por ejemplo, para una piscina de 120 m³ y calculando el filtrado en 6 horas, el caudal necesario es de 20 m³/h, por lo tanto necesitamos un filtro para 20 m³/h y una bomba de piscina que aporte dicho caudal.
  •          Aspiración: Es el método por el cual hacemos llegar el agua a la bomba de piscina, mediante los skimmers, boquillas de aspiración y sumideros.
  •          Impulsión: Es la etapa final, que consiste en devolver el agua ya filtrada a la piscina, repartiendo toda el agua a través de las boquillas.

Obviamente existen diferentes tipos de piscina, pero los 2 tipos de construcción de piscina más utilizados son:

  •          La piscina con skimmers: Esta tipología de piscina uso los skimmers para recoger la suciedad de la misma ayudándose del sumidero de fondo. Generalmente la suciedad se queda en al superficie del agua, donde los skimmers hacen su trabajo, o bien en el fondo de la misma, donde el sumidero de fondo hace el suyo. Una vez limpia el agua se devuelve a la piscina a través de las boquillas de bola orientables situadas justo en las paredes opuestas a los skimmers. Es el método más usado en piscinas privadas, Por ser un sistema más económico que el rebosadero perimetral, así como por motivos normativos.
  •          Piscina con rebosadero perimetral: Este sistema es el más recomendado pues es más eficiente en la limpieza de la piscina que los skimmers, pues suele recoger el agua por todo el perímetro de la piscina, así como el sumidero de fondo. Una vez esta limpia el agua, sta se devuelve a la piscina mediante boquillas de caudal regulable situadas en el fondo de la piscina, elevando toda la masa de agua hasta hacerla ‘desbordar’ en una canaleta cubierta con rejilla. Esta tipología de piscina es la que se usa en piscinas públicas, generalmente por normativa.

Cálculo del equipo de filtración

Una vez hemos visto las características básicas para una piscina de uso privado, a continuación le indicamos la fórmula para el cálculo de del equipo de filtración para la piscina privada:

V = volumen piscina (m³).

− T = tiempo recirculación (h).

− VF = velocidad de filtración (m³/h/m²).

− Q = caudal (m³/h).

− SF = superficie de filtración (m²).

 

Ejemplo práctico:

Tomemos como ejemplo una Piscina de 8 x 4 x 1,6 m

V = volumen piscina (m³). à multiplicamos 8x4x1,6 = 51,2 m3

T = tiempo recirculación (h). à 6 horas (estándar para piscina provada)

VF = velocidad de filtración (m³/h/m²). à 50 m³/h/m²

Q = caudal (m³/h). à Dividimos 51,2 m3 entre 6 horas = 8,5 m3

SF = superficie de filtración (m²). à Dividimos el caudal (8,5 m3) entre Velocidad de filtración (50 m³/h/m²) = 0,17 m2

Ahora ya sabemos la superficie del filtro, así pues podemos escoger el filtro adecuado, siempre escogiendo un diámetro igual o superior al resultante. Hay que recordar que la superficie de una circunferencia = π (3,1416) x radio².

En nuestro caso práctico se elegiría un filtro de diámetro 500 mm (SF = 0,19 m²). Para finalizar el equipo de filtración seleccionaríamos la bomba de piscina acorde al filtro y al caudal (8,5 m³/h) a 8 o 10 m.c.a, en este caso una bomba de 0,5 Hp.

Más