Mantenimiento y limpieza de una vitrocerámica

Llegó a nuestras cocinas la revolución, aportandonos limpieza, comodidad a la hora de la limpieza, ahorrando más energía en nuestro hogares.

A continuación os voy a detallar los mejores consejos para realizar el mantenimiento y limpieza de una vitrocerámica.

Mantenimiento-y-limpieza-de-una-vitrocerámica

Lo primero que tenemos que tener en casa es una buena rasqueta, para poder rascar todos los retos que se queden en nuestra placa vitrocerámica. Gracias a su diseño con un mango para poder coger bien y cuchilla te permitirá eliminar cualquier residuo con muy poco esfuerzo.

Lo segundo que recomendamos es no utilizar ni estropajos ni esponjas podríamos dañar la superficie del cristal con mucha facilidad. Hay que utilizar siempre papel de cocina o una bayeta ecológica cuando tengas que retirar cualquier producto.

No utilizar ningún producto que sea abrasivo, tendremos que comprar productos específicos de vitrocerámicas, utilizaremos geles limpiadores que son especiales para vitrocerámicas para mantener limpia la vitroceramica sin que pueda perjudicar nuestra placa. Se recomienda no utilizar ningún limpiador de horno ya que podría estropear la superficie de la vitrocerámica.

Limpia la placa cuanto antes, no esperes hacerlo otro día es importante que limpiemos la superficie cada vez que dejemos de cocinar. Todos los restos que se queden será muy difícil luego quitarlos. En el caso que se derrita un recipiente de plástico en nuestra vitrocerámica, hay un truco muy importante y que hay que tener en cuenta es actuar rápido mientras este esté aún caliente, si se enfriara costara mucho mas de eliminarlo.

Usa sartenes y ollas adecuadas, es muy importante para el buen funcionamiento de nuestra vitrocerámica y evitar esos posibles arañazos por usar recipientes no adecuados. Muy importante y que tenemos que tenemos que tener en cuenta que el diámetro de nuestras base coincida con el tamaño de la zona que vamos a utilizar. Tener cuidado y fijaros que la base del recipiente quede totalmente plano para que se quede en la superficie de la placa totalmente plano.

En definitiva lo más importante es tener un cuidado constante y hacer un mantenimiento todos los días, es muy importante para que la vitrocerámica se mantenga como el primer día sin manchas ni arañazos.

También te podría gustar...